miércoles, 25 de julio de 2012

Pròximo Estreno 09-Agosto-2012: El Vengador del Futuro, de Les Wiseman.


 
Columbia Pictures presenta una producción de Original Film, El Vengador del Futuro, una película de Len Wiseman,.  Protagonizada por Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bryan Cranston, John Cho y Bill Nighy.  Dirigida por Len Wiseman.  Producida por Neal H. Moritz y Toby Jaffe.  El guión es de Kurt Wimmer y Mark Bomback.  La adaptación es de Ronald Shusett, Dan O’Bannon, Jon Povill y Kurt Wimmer.  Inspirada en el cuento “We Can Remember It for You Wholesale” de Philip K. Dick.  Los Productores Ejecutivos son Ric Kidney y Len Wiseman.  El Director de Fotografía es Paul Cameron, ASC.  El Diseñador de Producción es Patrick Tatopoulos.  El Editor es Christian Wagner.  La Diseñadora de Vestuario es Sanja Milković Hays.  La música es de Harry Gregson-Williams.  El Supervisor de Efectos Visuales es Peter Chiang.  Estos créditos no son los finales.

ACERCA DE LA PELÍCULA

El viaje reimaginado de El Vengador del Futuro a la gran pantalla comenzó en 2008, cuando el productor Toby Jaffe curioseaba el estante de ciencia ficción en una librería. “Buscaba los libros que leí cuando era joven y tomé una antología de Philip K. Dick; luego leí ‘We Can Remember It for You Wholesale’”, comenta. “Recuerdo que era una buena narración acerca de hacer realidad los deseos”.

El cuento de Dick fue adaptado al cine antes con el título de Total Recall.  Jaffe pensó que era el momento adecuado para recrear esta historia en la pantalla y presentó su idea a Moritz, que leyó el cuento y volvió a ver la cinta de 1990.  “Sentimos que podíamos hacer una nueva versión de la película original”, dice Moritz.  “Al reimaginar el cuento se podría investigar más profundamente en los personajes y la trama.  Nos pareció un proyecto novedoso”. La razón es que la narración de Dick parece igual de moderna que cuando se publicó por primera vez en los años 60.  “La genialidad de la historia es esta idea de que puedes implantar un recuerdo en la mente de una persona y al despertar siente como si hubiera vivido eso”, explica Jaffe.  La trama plantea interesantes preguntas: ¿qué es la memoria?  ¿Cómo sabemos lo que realmente ocurrió en el pasado? 

“El concepto de Rekall, tal como lo creó Philip K. Dick, es lo que me impulsó a dirigir esta película”, explica Len Wiseman, conocido como director de las dos primeras cintas de Underworld, así como de Live Free and Die Hard. También tiene experiencia en el departamento de arte, pues trabajó en éxitos de ciencia ficción de gran presupuesto, como Independence Day y Stargate. El enfoque de Wiseman fue investigar minuciosamente el personaje principal para crear una historia híbrida de suspenso psicológico y acción ubicada en el futuro. “Fuimos muy afortunados de que él quisiera dirigirla, así que acordamos todo rápidamente”, comenta Moritz. En vez de que los eventos ocurran en Marte, Wiseman los ubica en un periodo futuro en la Tierra, dominada por dos estados nacionales, la Federación Unida de Bretaña y La Colonia. Wiseman afirma, “Como en el cuento de Dick, la Tierra constituye una vivencia totalmente distinta para ahondar en este personaje”.

“Recordamos que Philip K. Dick no envió a sus personajes a Marte y eso amplió las opciones”, explica Jaffe.  “La trama se desarrolla en la Tierra, igual que en la narración original, así que no tuvimos limitaciones por el lugar, la época, ni las razones de sacar al personaje del planeta”. Para interpretar al papel principal de Quaid, Wiseman eligió a Colin Farrell. “Era esencial que Quaid tuviera el aspecto de un tipo ordinario”, comenta Jaffe. “Colin es un actor genial.  Expresa una empatía en la pantalla que te hace sentir que es un hombre normal que podría ser de verdad un obrero”. “Es un tema común, un tipo que siente que no vive la vida que debería tener, un hombre que experimenta cierto descontento vital”, dice Farrell.  “Pero tiene un terrible despertar al darse cuenta de que no vive la vida que le pertenece.  Quaid no tiene idea de quién es él, pero siente una profunda insatisfacción emocional.  Este hombre trata de descubrir quién es el verdadero Quaid”.
                                                                                
“Deseaba involucrarme en la vivencia de Quaid”, dice Wiseman. “Imagina que despiertas, analizas tu vida e inherentemente te sientes un buen hombre... Pero de pronto todos a tu alrededor dicen que eres un mal tipo.  ¿Qué harías?” Con este concepto en mente, Farrell asumió el rol como una batalla entre lo emocional y lo intelectual, tratando de mantener un equilibrio.  “Esto genera cuestionamientos sobre la identidad, el ego y el súper ego; fue genial nadar un poco en este estanque psicológico”, comenta él. Como parte de su desarrollo del personaje, Farrell hizo cosas inusuales, como dormir en el set del departamento de Quaid.  “Quería pasar ahí una noche, sentir cómo sería despertar por la mañana en ese espacio”, explica.  “Fue fascinante”.

“Colin se dedicó con fervor a su personaje”, dice Moritz.  “Se involucró en casi todas las escenas.  A veces estaba de pie bajo la lluvia largo tiempo, totalmente mojado y sin embargo todos los días después de la filmación se iba a practicar yoga o levantamiento de pesas”. Los realizadores cinematográficos afrontaron después el reto de elegir a dos fuertes protagonistas: Lori y Melina. Para interpretar a la esposa de Quaid, Lori, la aparentemente amorosa mujer que se convierte en una implacable asesina, los cineastas contrataron a Kate Beckinsale, esposa de Wiseman en la vida real hace siete años. Ellos trabajaron juntos antes en las películas de Underworld.

Beckinsale afirma que el proyecto le atrajo en especial por la dualidad del rol. "Nunca había interpretado a una villana. Siempre estuve del lado de la verdad y la justicia”, explica.  “Pero en realidad mi personaje piensa que está del lado de la verdad y la justicia. Esto es lo interesante de la trama, nunca sabes quién está en el lado correcto. Ella también tiene un aspecto sutilmente maniaco, a veces pierde el control y para una actriz siempre es divertido interpretar eso". El guión planteó originalmente una mujer rubia, pero Wiseman pensó que era más lógico incluir en el elenco a alguien parecida a Melina, el verdadero amor de Quaid.  “Mi idea fue ponerlo junto a una esposa falsa que tenía similitudes reales con su verdadero amor”, explica.  “Si esa memoria superficial volviera, al verla a ella  tendría una percepción vagamente familiar”.

Para interpretar a Melina los realizadores cinematográficos buscaron una actriz capaz de afrontar las dificultades físicas del papel.  Melina aparece primero en las pesadillas de Quaid; después se presenta en carne y hueso para ayudarle a redescubrir su vida anterior.  “Ella es su sistema GPS, le muestra el camino a casa”, dice Farrell. Wiseman eligió a Jessica Biel para encarnar a Melina.  A ella le interesó el tema.  “Profundizamos en un concepto que aborda Philip K. Dick: las cuestiones de identidad, las relaciones”, dice Biel.  “Él no la recuerda... no sabe que estaban enamorados, que tenían una apasionada relación. Eso me pareció interesante”.

Farrell afirma que hicieron largos análisis entre ella, Biel y Wiseman. “Había mil preguntas que podíamos formular sobre nuestros personajes”, dice. “Jessica es genial para platicar entre las tomas; a menudo después del trabajo ella, Len y yo nos reuníamos para conversar.  Una noche fuimos al hotel de Len, hablamos mucho tiempo y bromeamos sobre los parlamentos y las ideas”, dice Farrell. Biel disfrutó la química con Farrell en la pantalla. “Colin fue una de las razones por las que esta experiencia fue tan agradable”, dice. “Es inspirador observarlo. Creo que su interpretación tiene muchas capas, es profunda y compleja”.

“Los roles femeninos requerían mujeres que no sólo fueran lindas y atractivas, también debían estar en gran forma física”, explica Moritz. “Y Jessica Biel pelea como un demonio, pero Kate Beckinsale probablemente es capaz de derrotarla. Ambas fueron maravillosas en las secuencias de gran acción física a lo largo de la película”. Para encarnar al cruel Cohaagen, Canciller de la Federación Unida de Bretaña, los cineastas pensaron en Bryan Cranston, ganador de tres Premios Emmy y nominado a tres Golden Globes por su rol protagónico en la serie de televisión “Breaking Bad” “Bryan es intenso y elocuente, además su personalidad destaca en la pantalla”, dice Jaffe. “Por eso tiene tanta demanda como actor”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada