lunes, 30 de julio de 2012

Pròximo Estreno: 09-Agosto-2012: El Secreto de Albert Nobbs., de Rodrigo Garcìa.

SOBRE LA PRODUCCIÓN
 




La conexión de Glenn Close con el personaje de Albert Nobbs se estira desde hace casi tres décadas hasta su interpretación en 1982 en la interpretación teatral de Simone Benmussa del cuento Albert Nobbs, por el autor irlandés del siglo XIX George Moore. “Creo que Albert es uno de los realmente excelentes personajes, y la historia, por toda la simplicidad básica, tiene este extraño poder emocional”, comienza Close, cuyo turno en la producción off-Broadway le valió excelentes críticas y le dio a la actriz un premio Obie. Incluso mientras la carrera de Close se disparó, el personaje se mantuvo con ella. “Hay algo realmente conmovedor sobre la vida que Albert ha vivido”, la actriz continúa. “Lo sentí desde el comienzo con este personaje. Me volví muy ocupada en mi carrera pero la historia siempre fue algo que yo creí que haría una maravillosa película”


Close ha trabajado continuamente en ideas de historias a través de los años, desarrollando un vínculo apasionado con el personaje de Nobbs; una mujer de Dublín del siglo XIX cuya apuesta por sobrevivir la pobreza la lleva a disfrazarse como un hombre. Ella asegura un precioso trabajo en un respetable hotel de la ciudad, el Morrison’s. “Albert no quiere terminar viviendo en la pobreza”, explica Close. “En aquella época, Irlanda era extremadamente pobre y a la otra esquina del hotel se puede ver la más miserable pobreza. Ella sabe que sin este trabajo, ahí es donde podría terminar. Y sabe que la gente puede ser despedida cualquier día. Hay una sensación de miedo entre todos los trabajadores del hotel”.
 
Cuando la audiencia conoce a Albert, el personaje ha interpretado su rol como el sirviente masculino del hotel Morrison’s por tanto tiempo que ha perdido su propia identidad verdadera. “A ella ni siquiera le dijeron cuál era su nombre”, cuenta Close. “Ella es una hija ilegítima, criada por una mujer a quien le pagaron por criarla y quien nunca reveló su nombre real. Supongo que a la mujer le pagaban para que no lo dijera. Los padres no querían ser molestados por su hija nunca más. Así que Albert comienza con una falta de identidad y se aloja en este hotel cuando tiene catorce años. De ahí que no tiene herramientas de vida; ha vivido en un hotel toda su vida”.
 
La obra en la que Close actuó en los inicios de los años 80 estaba basada en una historia corta por George Moore aunque la versión de Benmussa era muy escasa, con partes de la historia contadas a través de pantomima. Close, sin embargo, sabía que lo conmovedor, trágico y humorístico del cuento, lo último notado por una increíble colección de personajes que se encuentran alrededor de la locación central del hotel Morrison’s, induciría una adaptación al cine. “La obra inicial que hice fue muy minimalista”, concede la actriz. “El poder de la historia es como un simple vaso de agua”, continúa. “La luz se refleja en un vaso de agua y en realidad se trata de algo muy complejo. La historia es simple, pero toca asuntos que son tan poderosos que todos traen su propia vida y bagaje a la historia, y luego se lleva algo también. Espero que sea universalmente agradable. Espero que otras personas estarán de acuerdo”.
 
Definitivamente, los productores Bonnie Curtis y Julie Lynn, estuvieron de acuerdo, con Curtis respondiendo a la pasión de Close y el conocimiento del personaje y la historia. “Uno de los elementos que me interesaron como productor fue la experiencia activa y entusiasta de Glenn en el teatro con la historia”, Curtis explica. “Hacer esta película con Glenn tuvo mucho sentido de negocios para mí”.Curtis conoció a Close en el drama comedia The Chumbscrubber del 2005. “Fue el segundo día de su tiempo en el set”, recuerda Curtis, “y Glenn se me acercó, me dio un guión y dijo, ‘Debo interpretar este personaje en la pantalla grande antes de morir’. Me estaba mirando directo a los ojos y dije que deberíamos hacerlo en ese momento y lugar”. Curtis ríe, “Ella sugirió que a lo mejor debía leerlo primero”.
 

La productora leyó el guión esa misma noche, “y se metió en mí en maneras que ni siquieraentendía”, ella cuenta, “y sabía que estaría bien. Cuando alguien como Glenn te dice que debe interpretar un papel antes de morir, tú piensas que es un buen personaje y guión. Albert tiene esta lucha por identidad y sentido aunque no ha sido equipada con las herramientas para llegar allí. Creo que es realmente una experiencia de vida universal”. La productora Julie Lynn está de acuerdo. “La historia es sobre una mujer que es inocente, y que está en su propia burbuja de soledad porque ha vivido con su rostro escondido del mundo por décadas, como un medio para sobrevivir y protegerse a sí misma. Cuando la conocemos al inicio, ella ha sido emocionalmente separada del mundo.”
 
Con el personaje y la historia resonando a través de los años, Close ha buscado a los mejores para que la ayuden a volver realidad su visión de una adaptación al cine. Alrededor de los 90s, cuando ella estaba filmando Meeting Venus con el director húngaro Istvan Szabo, Close le dio la historia y recibió a cambio su primer tratamiento. Por el 2001, la actriz, vuelta guionista y productora, tenía un borrador con el que estaba satisfecha, y llegó a Irlanda a buscar locaciones. Entre los edificios que encontró estaba la Casa Cabinteely en el sudeste de Dublín. Ahora, diez años después, la casa finalmente ha sido transformada en el hotel Morrison’s. El productor irlandés Alan Moloney explica, “Glenn sugirió la locación central. Ella había ido diez años antes y es una excelente elección. También filmamos en la playa de Portmarnock, el centro de la ciudad de Dublín, pero gran parte de la pieza se desarrolla en el Morrison’s. ¡Ayuda mucho cuando Glenn Close es también tu buscadora de locaciones!”
 
Desde su primer viaje de búsqueda de locaciones en el año 2001 hasta el inicio de la producción en el 2011, Close refinó y mejoró el guión – recientemente con los comentarios del aclamado escritor irlandés John Banville quien le fue presentado por un amigo y cineasta Stephen Frears. Aunque fuera durante la filmación de su segundo proyecto con el realizador Rodrigo Garcia, Nine Lives (2005), se quedó en ella que él sería el director ideal. Close recuerda, “La pasé muy bien en las películas de Rodrigo y el ama a las mujeres”. El par también filmó Things You Can Tell Just By Looking At Her en 1999. “Es hermoso estar en el set con un director que ama a las mujeres. Él es también un bello escritor por su lado”. El cineasta colombiano Garcia es el hijo del icónico director Gabriel García Márquez. “Rodrigo tiene esa herencia”, dice Close. “No es solamente el director perfecto pero es también profundamente colaborador, y ha estado muy abierto a dejar que yo le dé ideas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada