jueves, 22 de noviembre de 2012

Propuesta a la APRECI: Diálogo público y abierto

Por: Isaac León Frías - 15- noviembre-2012-Pàginasdeldiariodesatàn.blogspot.com

Como me tenía, hasta ahora no hay ninguna respuesta con nombre y apellido.

Sí, varios anónimos agraviantes a los que no voy a responder, salvo en un punto, el que viene a continuación.

Yo creo que Chicho Durant estaba en todo su derecho al objetar a uno de los miembros del jurado. En las prácticas judiciales existe el derecho de recusación y ante cualquier acto administrativo o público uno puede expresar su acuerdo o desacuerdo. Eso no es presión ni lobby, como se viene diciendo equivocadamente. Eso es ejercicio del derecho de protesta o recusación. Allá la autoridad que decide si acepta o no la objeción.

Lo que ha hecho Durant no tiene punto de comparación con lo que sueltan aviesamente tantos anónimos en los blogs, sin el mínimo coraje de dar sus nombres, señal clara de cobardía y bajeza moral.
  
Sin embargo, no es la estulticia de esos anónimos lo que me motiva a escribir este texto, sino la necesidad de que se realice un debate público y abierto en torno a la APRECI, a la función de la crítica de cine en el Perú, al cine peruano, a las relaciones de la función crítica y las películas peruanas, loslobbys, etc. No tiene que ser un solo debate, pueden ser dos o tres, o los que se considere convenientes.

Yo propongo la sala Ventana Indiscreta, pero puede ser cualquier otro espacio, por ejemplo, el CAFAE, el Centro Cultural de la PUCP o el que sugiera los directivos de la APRECI. Se puede elaborar un temario para cada una de las mesas. Con eso, no sólo tendrá mayor visibilidad la APRECI, sino que sus representantes podrán exponer sus argumentos, tanto institucionales como personales. Invito, entonces, a los miembros de la directiva de APRECI, pero también a cualquiera de sus miembros, a participar en estos coloquios. Me parece, igualmente, indispensable la participación de Oscar Contreras, Mónica Delgado y José Sarmiento.

Si quieren que aparezca como organizado o co-organizado por APRECI, en buena hora. Que alguna vez haya una actividad pública organizada por esa asociación.

Eso hay que hacerlo ya. En los meses de diciembre o, si no se puede por la cercanía de las fiestas de fin de año, de enero.  Si la APRECI no responde o no acepta ese espacio de diálogo y confrontación de opiniones, mal podría atribuirse el papel de representante de los intereses de un segmento (más que un gremio, que no lo es) periodístico. Al margen de la coyuntura actual, motivada por la no aceptación de tres críticos, se trata de un debate indispensable que hace mucho ha debido propiciar la APRECI, casi como un acto de justificación de su propia existencia, que no puede ni debería ser solo la de seleccionar críticos para los jurados de la FIPRESCI.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada