lunes, 14 de mayo de 2012

Estreno 24 de Mayo 2012: Misiòn Secreta, de Michael Brandt.


Sobre la película

En The Double, el misterioso asesinato de un senador estadounidense que tiene la firma del legendario asesino soviético Cassius, obliga a Paul Shepherdson (Richard Gere), un agente retirado de la CIA, a trabajar con el agente novato del FBI Ben Geary (Topher Grace), para resolver el crimen. Tras haber pasado toda su carrera persiguiendo a Cassius, Shepherdson ha afirmado por mucho tiempo que su enemigo está muerto. Sin embargo, se encuentra presionado por su antiguo supervisor, Tom Highland (Martin Sheen), para volver a tomar el caso. Mientras tanto, el agente Geary, quien escribió su tesis de maestría sobre la persecución del asesino soviético por Shepherdson, está seguro de que su último asesinato no es la obra de un imitador y de que Cassius ha resurgido.

Mientras este par desigual de agentes comienzan a investigar crímenes del presente y el pasado, pronto descubrimos que hay una buena razón por la cual Shepherdson está tan en contra de volver a perseguir a Cassius: por más de dos décadas, él ha sido un agente doble y, en realidad, Cassius y él son la misma persona. Trabajando con el inteligente y entusiasta Geary, Shepherdson tiene que montar una investigación creíble, mientras mantiene a su compañero engañado. La pregunta es ¿Cuánto tiempo pasará hasta que Geary descubra que el culpable está más cerca de lo que cree? Un astuto juego del gato y el ratón que paga homenaje al clásico thriller de espías mientras le da al género unos detalles contemporáneos propios. The Double tiene como protagonistas a Richard Gere, Topher Grace, Martin Sheen, Stephen Moyer, Odette Yustman, and Stana Katic. Escrita por Michael Brandt y Derek Haas, el equipo detrás de Wanted y 3:10 To Yuma, la película también representa el debut de Brandt como director.

Sobre la producción

Una inteligente película sobre decepción y persecución, Misión Secreta marca el regreso del clásico thriller de espionaje – reviviendo un género tan conocido como apreciado por su esquema de “gato y ratón” y cruces dobles y triples, mientras proporciona sus propios giros contemporáneos. Dirigida por Michael Brandt de un guion original que escribió con su socio de años Derek Haas, la cinta esta establecida en las turbias aguas de la intriga internacional, donde agentes americanos (dobles y de lo contrario) persiguen elusivos espías rusos que caminan entre nosotros sin ser detectados. Protagonizado por Richard Gere y Topher Grace como un pareja dispareja de operativos americanos en la búsqueda de un notorio asesino conocido como “Cassius”, Misión Secreta prueba que, aunque la Guerra Fría ha acabado, y la Unión Soviética es un tema del pasado, todos los elementos eternos del género como topos, sicarios, alias y nefarios actos hechos en nombre de la seguridad nacional nunca pasan de moda.

En Misión Secreta, Gere protagoniza a Paul Shepherdson, un agente de la CIA retirado quien pasó gran parte de su carrera persiguiendo al legendario Cassius. Cuando un senador americano es brutalmente asesinado justo bajo las narices del Servicio Secreto, la audacia del crimen y la elección del arma – un garrote – llevan la firma indiscutible de Cassius, aunque Shepherdson jura que el asesino ruso está muerto desde hace mucho. El FBI novato, Ben Geary (Grace) hizo su tesis sobre el caso Shepherdson/Cassius, y está convencido de que este nuevo asesinato no es un de un imitador y de que el mismo Cassius ha vuelto a la acción. A pesar de la renuencia del agente mayor, el par debe agruparse para asegurarse de que Cassius es detenido de una vez por todas. Lo que pronto descubrimos – y que Geary nunca debe saber – es que Shepherdson es un agente doble; en realidad, su secreto bien guardado en las últimas dos décadas, es que él es Cassius.

“Cuando leí Misión Secreta por primera vez, me hizo acordar de los thrillers clásicos que siempre me gustaron como Three Days of the Condor y The Day of the Jackal”, dice elproductor Ashok Amritraj. “Como en esas geniales películas, esta cinta mantiene su atemporalidad mientras trata con amenazas que están siempre presentes en nuestras vidas y nos mantienen en un suspenso constante”.

Preguntarse como Shepherdson conduce una investigación tan creíble mientras mantiene a su socio lejos de su rastro, o si Geary descubrirá que el hombre con el que trabaja es el mismo asesino que están tratando de capturar o, más importante, si Brandt y Haas nos están engañando como los personajes lo hacen, es donde está el suspenso – y lo divertido – de Misión Secreta. “Siempre hemos sido grandes fans de Ludlum y Clancy”, confiesa el co-guionista y productor Derek Haas, explicando por qué él y su socio, Michael Brandt, se interesaron por el género de thriller de espías. 


Mientras afirma que “un enemigo caminando entre nosotros es excelente material”, Brandt (Foto izquierda), agrega: “Siempre he estado interesado en historias con giros y cambios, donde los personajes deben pensar en el instante y vivir en un mundo moralmente ambiguo que nosotros, como personas normales, no entendemos. Cuando tenía trece años,” continúa, “tome la copia de All President´s Men de mi madre y la leí dos veces seguidas. No entendí mucho pero estaba fascinado de que un mundo con gente así pudiera existir. El tema de la confianza en una película, donde las relaciones de los personajes están en un terreno endeble, es emocionante para mí como fan y como cineasta”.



Aunque son fanáticos de mucho tiempo del género – “somos grandes fans de películas como Patriot Games, y definitivamente las honoramos en nuestra película”, admite Haas – tanto él como Brandt (izq: Brandt en el rodaje con lentes ). son consientes de que el thriller de espionaje dejó de ser un género principal en Hollywood luego del glasnost y la perestroika “humanizaron” a nuestros “enemigos” soviéticos. Luego, cuando la Unión Soviética se desmanteló, todo el concepto de un enemigo ante el cual Estados Unidos debía defenderse cambió, y las amenazas que emanaban del Medio Oriente comenzaron a dominar nuestros thrillers. Haas observa, “por un tiempo, todos se concentraron alrededor del terrorismo como el enemigo común, y el thriller de espionaje se apoyó en esto para reflejar lo que estaba pasando en el mundo. Pero las audiencias se aburrieron de los malos hecho de un molde, radicales y teocráticos.” Brandt observa que, “un estándar del género de espías es la “infiltración”, y eso es difícil de lograr cuando se trata con un país del Medio Oriente.

Sobre por qué sienten que el “clásico thriller de espías” ha renacido – y por qué querían estar en la vanguardia del renacimiento – Haas nota, “las noticias salieron sobre espías rusos descubiertos en Estados Unidos e Inglaterra. De pronto, el misterio, el interés y la ansiedad sobre una nueva Guerra Fría se volvieron frescos y originales nuevamente”. Brandt agrega, “El resurgimiento de Rusia ayuda a hacer películas como la nuestra creíbles”, Con eso dicho, los cineastas sabían que a pesar de que la Guerra Fría está caliente de nuevo, ellos no podían simplemente recrear un género que existió a finales del siglo XX. Haas observa, “creo que hay mucha incertidumbre en el mundo sobre lo que Rusia esta tramando. Ahora, las líneas son mucho más difusas, y tuvimos que aprovechar esa incertidumbre y ambigüedad.” Brandt está de acuerdo, agregando que como “las líneas ya no están definidas como lo estuvieron antes políticamente, la narración ahora debería adoptar eso. Hay un poco más trabajo que debe ser realizado hoy si un cineasta quiere capturar el zeitgeist”.

A pesar de los varios esfuerzos para modernizar el género para que se ajusten al clima de hoy, los cineastas mantienen que tiene un sentido de nostalgia por la Guerra Fría y el estilo de los clásicos thrillers de espías hecho en esa época. “Cuando esas historias funcionan,” dice Haas, “son brillantes.” Brandt concluye diciendo que no sólo siente nostalgia por esa era, pero también envidia. “Dos espías encontrándose en un puente en Praga en 1980 era una idea tan simple que podía ir en cientos de direcciones diferentes. Una vez agregas celulares, satélites y cualquier otra nueva tecnología a la mezcla, la simplicidad de aquellas historias se pierde. ¡Ahora tenemos que encontrar razones por las que un tipo no simplemente tomaría su teléfono y pidiera un asesinato hablando!


Producida por : Mohamed Khalaf Al-Mazrouei, Ed Borgerding, Patrick Aiello, Ashok Amritraj, Andrew Deane, Derek Haas, Manu Gargi, Stefan Brunner, Tali Lipa, Louis Hagney, Jules Kovisars / Música Original por John Debney - Fotografía por  Jeffrey L. Kimball - Edición por Steve Mirkovich / Casting por Kelly Wagner - Diseño de Producción por Giles Masters - Dirección de Arte por Caty Maxey - Decoración del Set por Erin Boyd - Diseño de Vestuario por
Aggie Guerard Rodgers / Efectos Visuales por Sean Findley, Mitch Gonzalez, Troy Morgan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada