martes, 22 de mayo de 2012

Homenaje al Critico de cine Nelson Garcìa Miranda: Un Clarìn en la Noche, de Josè Luis Rouillòn-1983.

Por: Nelson Garcìa Miranda.(*)

"Bienaventurados los mansos porque ellos heredaràn la Tierra, o un sermòn en la pantalla.  "

De repente , de la noche a la mañana, sin tanta misa ni repique, se estrenò "Un Clarìn en la Noche" ,primer largometraje de Josè Luis Rouillòn Arròspide (Foto izquierda -1), sacerdote que hace cine, lo que no quiere decir que haga del cine un sacerdocio. Despuès de una novena de cortos documentos de tema catòlico (San Isidro y el Lobo, Por una Iglesia Nueva, San Pedrito , entre otras)  el padre Rouillòn  realiza "Un Clarìn..."  su primer largo de ficciòn con cuya mise en scene (puesta en escena) no comulga nadie . Por el contrario , son muchos los afectados.

Si sus cortos antes mencionados son simples jaculatorias (oracion breve y ferviente) , su largo pretende ser una paràbola, un sermòn desde la montaña cajamarquina. Paràbola , en la acepciòn biblica, es una narraciòn de un suceso fingido del que se deduce por comparaciòn alguna enseñanza. ( Izq: Libro de categoria Històrico-biogràfico , escrito por El padre Rouillòn ) . El sermòn , es un discurso cristiano que se predica para la enseñanza de la buena doctrina. Un Clarìn en la Noche , es una paràbola sobre la reforma agraria peruana. La pequeña historia de un peòn de hacienda manso y dulce que se opone a la lucha de clases , que dice no a la violencia de los personajes que se disputan el campo. 




Por ejemplo, avisa a los patrones cuando los campesinos van a invadir la hacienda. Los patrones blancos dejan la aldea y se trasladan a la capital. ( Izq: Paisaje de Cajamarca ). En Lima, los ricos exhacendados continùan su vida muelle y farisea. El peòn suave y dulce tambièn se traslada a la capital . Se aloja en una pobre barriada en la que viven los emigrantes del campo, dominados ahora por una nueva violencia (! Estàn metidos en reuniones polìticas!). Desengañado por los destellos, miseria y violencia de la ciudad capital , el peòn santo y bueno regresa a la aldea, junto a los pobres que se quedaron en el campo. En otras palabras: "Bienaventurados los mansos porque ellos heredaràn la tierra".

Ni a Cristo mismo en su màs alto momento de inspiraciòn divina se le hubiera ocurrido una paràbola como Un Clarìn en la Noche, que explique con llaneza las complejidades y contradicciones de la reforma agraria peruana, el desarraigo de los campesinos , la angustia del misti, el conflicto ciudad-campo,etc.  Asì con la simpleza con que los misioneros ganaban almas de "los salvajes" , con espejitos y cuentas de vidrio coloridas , asimismo el padre Rouillòn apela a la narraciòn elemental y a colores - para que la enseñanza de la buena doctrina sea efectiva pretendiendo alejar al espectador del camino del mal y aconsejarlo de la conveniencia de la senda de las bienaventuranzas. 

Pero no es tan simple la cosa. La superficialidad de Un Clarìn en la Noche no tiene el candor de un pastelito de monja. No. Hay un aliento malevo en toda esa economìa de recursos. Negar inteligencia al espectador es asumir el pecado de la avaricia de argumentos. (Izq: El General Juan Velasco Alvarado, creador y organizador de la Reforma Agraria en la dècada de los años 70). Frustrar un espectàculo por mezquindad es tan grave como no dar de comer al hambriento . Desalentar al exhibidor nacional de un largometraje como èste (salas vacias : matinèe, vermouth, y noche)  es negar vestido al desnudo. Es poner piedras en el camino de los que vienen atràs. Es no tomar en cuenta el esfuerzo de los demàs. Es olvidarse del semejante. 


En una cinematografìa de paìs pobre , un largometraje es siempre un milagro. Pero Un Clarìn en la Noche , es fruto de El Milagro Alemàn. La fundaciòn catòlica germana Pro Vobius es la co-productora  de este trabajo, junto a Huellas, la empresa del padre Rouillòn. La solvencia financiera y tècnica de Pro Vobius aplicada al cristiano proyecto de Rouillòn , revela que entre los dos hay un intercambio de satisfacciòn celestial por la realizaciòn de un film hecho sin tomar para en cuenta cuenta al pùblico peruano (cosa mundana, claro). 



Finalmente , para la escuàlida filmografìa peruana naciente y rodeada de mil peligros, un largo como Un Clarìn en la Noche , alienta a sus enemigos , agudiza su anemia, atenta contra su existencia. Por tanto, , no es como se pretende por su mediana duraciòn (una hora y poco màs ) una muestra de sacrificio, humildad y modestia, por el contrario es un derroche de egoìsmo, soberbia, y afàn de notoriedad.



 
(*) Revista Hablemos de Cine - Nº 77- año 20 - Marzo 1984. 

(1) La foto del Padre Jose Luis Rouillòn Arròspide (1928-2001) es del Anuario Jesuitas DFI del Perù-2005.- Pagina 76- Archivo de la SJ. - Publicado por la Oficina de Desarrollo – Procura de la Compañía de Jesús, Provincia del Perú. - Compañìa de Jesùs - Lima-Perù- Junio 2006.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada