miércoles, 16 de mayo de 2012

Homenaje al Crìtico de Cine Nelson Garcìa M. : El Pequeño Fugitivo, de Morris Engel, Ruth Orkin y Ray Ashley - 1953.

Por : Nelson Garcìa Miranda. (*)

Esta pelicula ha sido incluìda entre los estrenos olvidados de 1969, con 16 años de atraso!. El interès que despertò El Pequeño Fugitivo se debe a que constituye un valioso logro de tres realizadores por hacer un cine fuera del sistema hollywoodense, para dar una personal imagen de la infancia en la sociedad norteamericana. Prefiriendo los riesgos de un cine sin la maquinaria industrial, un niño comùn y corriente a algùn pequeño monstruo estelar, y escenarios naturales a los de estudio, recogiendo en todo esto la experiencia del neorrealismo italiano.

La pelìcula es una reflexiòn sobre la infancia norteamericana de las grandes urbes, abandonada a sì misma ,y la deformaciòn de su inocencia por el aparato publicitario. Es la historia de Joe - Richie Andrusco, un niño que huye de su casa creyendo haber dado muerte a su hermano mayor, probando una carabina de verdad. El retrato que tenemos de la familia no tiene precisamente ese caràcter mitificador del american way of life, por el contrario , es de un tono desencantado. De igual manera, los niños no estàn tratados como seres simples y superficiales . Son seres profundamente  humanos en sus reacciones, complejos , y fastidiados por la interdependencia. La actuaciòn naturalista, sin ningùn efectismo gratuito y con cierta gracia, define a los personajes. 

Las aventuras de la fuga de Joe son, aparentemente , instantes biogràficos de Richie Andrusco. El comportamiento del niño ante la càmara es tan autèntico en sì mismo, tan natural en sus reacciones , que los lìmites de rol y realidad se compenetran. Los diversos incidentes estàn usados con funcionalidad para dar el testimonio de la indiferencia de la sociedad americana con su niñez, un homenaje a la travesura infantil , y un documental sobre los lugares de recreo (Coney Island) y las playas de veraneo neoyorquinas.

Todo està registrado en una planificaciòn escueta, sin definir un ritmo, y una fotografìa de claroscuros opacos, que hicieron de El Pequeño Fugitivo (uno de los primeros films de la Escuela de Cine de Nueva York) una obra diferente del cine de Hollywood. Sin la abusiva propaganda de Hello Dolly o Krakatoa, la pelìcula habìa comenzado a gustar al pùblico , y cuando iba a entrar en su 2º semana de exhibiciòn , se inaugurò la temporada de verano. Los exhibidores la cambiaron por una pelicula màs " a tono" con la temporada: "Desnuda por la arena" , publicitada asì: La ûltima pelìcula de Armando Bo, con Isabel Sarli en la màs grande actuaciòn de su carrera, seductora, carnal, pecadora ... en fin.

(*) Revista Hablemos de Cine - Nº 50-51 - 1969

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada