martes, 1 de mayo de 2012

Homenaje al Critico de Cine Nelson Garcìa Miranda: Entrevista a Jorge Vignati. 3º Parte.


Por:  Nelson Garcìa Miranda. (*)

Ya que tu has participado dentro de Allpa Kallpa quizàs puedas explicarnos algo de la dualidad . Es fàcil percibir en esta obra dos partes. Una, en la que Tulio Loza - Nemesio es el personaje principal , esta primera parte es francamente obsoleta y ridìcula ; pero la segunda parte cuando la masa de campesinos ocupan el primer plano , desplazando a Loza, mejor dicho integràndolo al grupo sin distinciòn ni vedetismo, la pelìcula se torna interesante . ¿ Què puedes decirnos respecto a esto?

J.V: El guiòn de Allpa Kallpa es de Hernàn Velarde y existe desde antes de ser base para la pelìcula de Tulio Loza . Originalmente este guiòn es muy interesante . Sòlo que Hernàn Velarde en su deseo de hacer cine, y como no encotraba financiaciòn , logrò interesar a Tulio Loza , quièn asumiò la responsabilidad de financiarlo cuando se promulgò la ley 19327 , pero habìa de acondicionar el guiòn a su personajes de la TV: Nemesio Chupaca. 


Este es un dato muy interesante porque siempre se piensa que el guiòn se habìa escrito exclusivamente para Tulio. Pero tengo otra curiosidad , en esa primera parte de Allpa Kallpa en la que Tulio (Foto izq: Tulio con Gladys Arista, una modelo de la època) es la estrella , llegò este a determinar planos y secuencias, porque se nota una presiòn muy fuerte de èl .

J.V: No, no, siempre fuè dirigido por Bernardo Arias  . Pero en la segunda parte , hecha en el Cuzco, Hernàn Velarde fuè quièn se encargo de la direcciòn, o mejor dicho compartiò la direcciòn con Arias, porque fuè Velarde quien dirigiò los desplazamientos de la masa de campesinos frente a la càmara , ya que Arias no lo podìa hacer por no conocìa el quechua, Velarde en cambio si. Su influencia fuè decisiva en esa segunda parte.

Concluìdo Allpa Kallpa cuàl fue tu siguiente trabajo?

J.V: Acabado el largo volvì a Lima con Nishiyama. Figueroa se alistaba para entonces a realizar su cortometraje El Reino de los Mochicas. Lucho tenìa interes de que Nishiyama hiciera la fotografìa . Este me pasò ese trabajo , y asì fuè como conoci a Figueroa e hice càmara y fotografìa en ese corto.

Aparte del trabajo de càmara y fotografìa en el Reino de los Mochicas, que otra participaciòn tuviste, contribuìste en la investigaciòn?

J.V: No, Figueroa ya tenia toda la investigaciòn hecha.

Ya en la realizacion misma, Lucho marcaba todos los encuadres o lo hacìan en conjunto?

J.V: Lo hacìamos en  conjunto, los encuadres se determinaban intercambiando ideas de acuerdo al interès de cada huaco. 

Como sabemos , El Reino de los Mochicas es un corto hecho totamente con huacos, yo pienso que estos ceramios aparte de ser un testimonio fundamental para cualquier documental sobre culturas precolombinas , son tambièn un desafìo al director y camarografo al momento de la realizaciòn, porque como su informaciòn la tienen esparcida por toda la supeficie , obliga a que se dè vuelta, frente a la càmara , en uno, en otro, en todos; lo que es para mì una limitaciòn ya que se està en el mismo movimiento permanentemente , o se le hace entrar y salir siempre, con el peligro de hacer caer el documental en la monotonìa , pero El Reino de los Mochicas tiene la virtud de haber superado ese problema, porque trabajando con los mismos giros y salidas de huacos es un corto muy activo .

J.V: Si , fue un reto para mi labor de fotografìa, sobretodo porque no contàbamos con todos los elementos en càmara, para un documental como èste, por ejemplo, macrofotografìa. Toda la filmaciòn la hicimos con un zoom y con lentilla de aumento adelante, asì se convertìa el zoom en un super tele, con el riesgo de que cualquier movimiento en falso iba a tener consecuencias desastrozas. Aparte de eso, tuve que acoplar anillos y una serie de cosas a los lentes. Trabajando ademàs en trìpode, 35 mm, color,  y teniendo que estar armando y desarmando constantemente ese ensamblaje de lentes , porque la filmaciòn era discontinua, osea una semana se filmaba , luego pasaban dos semanas o un mes y se volvìa a filmar , o cuando se filmaba habìa que estar movilizàndose de un museo a otro con càmara , luces y todo.

Esta es tambièn otra de las virtudes que aprecio en El Reino de los Mochicas, que teniendo una tremenda dislocaciòn de filmaciòn tiene una compacta unidad fotogràfica. 

J.V: Bueno, eso no es solo una contribuciòn de mi parte, lo es tambièn y de manera muy importante de la labor de la script desempeñada por Francis Lay. Ella llevaba muy bien con què lente filmàbamos , con què diafragma , los movimientos , si habìan sido de derecha a izquierda, etc.Hizo un excelente trabajo de continuidad. De asistente de càmara hubo un muchacho Castillo y de reflectorista Jorge Càceres.

(*) La entrevista proviene de la revista de cine Hablemos de Cine - Nº 68 - año 12 - 1976.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada