martes, 1 de mayo de 2012

Homenaje al Crìtico de Cine Nelson Garcìa Miranda: Entrevista a Jorge Vignati. 4º Parte.

Por : Nelson Garcìa Miranda (*)

 Tengo una observaciòn que hacerle a El Reino de los Mochicas , pero es de concepciòn que ya se la plantearè a Figueroa  cuando lo entrevistamos , pero fotogràficamente me parece admirable ¿Què hiciste despuès?

J.V. Luego, vino una compañia americana a hacer unos cortos turìsticos . Para cameramans contrataron a Carlos Ferrand , Fausto Espinoza y a mì. Concluido el trabajo los americanos nos regalaron varios rollos en 16 mm, color, de pelìcula virgen. Con este material decidì iniciar una pelìcula . Para esto me puse en contacto con Nishiyama , Efraìn Fuente, Fausto Espinoza  y otros, para hacer un documental sobre la corrida de toros con còndores : El Yawar Fiesta (foto superior) .  La parte de financiaciòn que faltaba fue asumida por Andrè Nobel, quien tenìa interès de crear una empresa cinematogràfica . Por sugerencia de èste y de Cèsar Cabrera se incluyò en el grupo a Lucho Figueroa, quien estaba parado despuès de El  Reino de los Mochicas, y se le aceptò de buena voluntad porque nos interesaba a todos volver a reunir a la gente de la Escuela Cuzqueña. 


Partimos a filmar la corrida a Cotabambas , comprendiendo siempre que nuestro trabajo serìa de grupo entre Nishiyama, Fuentes, Figueroa , Fausto y yo. La filmaciòn se harìa en varias fases. Y se hizo la primera fase como un trabajo de grupo. Concluìdo esto, Juan Barandiaràn que ya se preparaba a forma  la empresa Perucinex, se interesò en nuestro grupo y comenzamos a hacer por encargo de èl, el largometraje documental : Chiaraje, aclarando siempre siempre nosotros, que èste tambièn serìa un trabajo de grupo. Acordado asì, no porque estuvieramos contra la teorìa del director-autor , sino porque lo que se iba a filmar , tanto el Yawar Fiesta (foto izquierda) como el Chiaraje , constituyen sucesos demasiado grandes e imprevisibles, por tanto, el rodaje no podìa estar comandado en la direcciòn de una sola persona. 


Y como se contaba con varias càmaras, decidìamos en grupo la estrategia a seguir para recoger todo el suceso. Acordando siempre que ese trabajo de grupo no serìa solo al momento de la filmaciòn , sino tambièn en el montaje y el procesado final. En un intermedio filmè el cortometraje El Cargador, dirigido por Luis Figueroa , quien tambièn representaba al grupo por Chiaraje, en el contrato con Perucinex, pues èl fuè socio fundador de esa empresa. Acabado el rodaje del Chiaraje (foto izquierda) , surgiò el problema del montaje individual y la autorìa personalista de Chiaraje. Y es asì como nos separamos de Figueroa. Pero esto es algo de lo cual prefiero no seguir hablando. 

Esto es todo en cuanto a Chiaraje (foto izquierda), que dimos prioridad porque era una producciòn financiada, por lo que la acabamos primero. Luego, hemos vuelto el grupo a continuar , sin Figueroa, claro està, el documental sobre la corrida de toros con còndores. Ya se filmò la segunda fase, rodaje de la fase final.

Es una làstima  que no quieras extenderte con respecto a Chiaraje... en fin, sigamos ; aunque creo que tambièn vamos a tener que pasar por alto tu siguiente trabajo en el largo : La Agonia de Rasu Niti, dirigida por Manuel Chambi , cuyo acabado sigue suspendido ,para detenernos y centrarnos en Danzante de Tijeras, que es algo que nos interesa mucho a todos.¿ Còmo es que nace este corto?

J.V: Preparàbamos el rodaje de La agonìa de Rasu Ñiti y nos fuimos a Puquio -Ayacucho: Chambi, Fausto Espinoza , Ricardo Valderrama y yo. Ya en Puquio citamos a varios conjuntos de danzantes de tijeras , porque tenìamos que elegir de entre todos los solistas participantes a uno que interpreterìa al personaje central. Ahì , observando a los danzantes , fuè que se me ocurriò la idea , de hacer un cortometraje tomando como base a uno de los conjuntos. Se lo hice saber a Chambi , quien me respondiò que no se contaba con el material para hacer un corto. Yo le dije que solo necesitarìa un rollo. Dudò Chambi, y luego dijo que si era un solo rollo no habìa problema. Y me diò el rollo. Con este material y con la ayuda de Fausto Espinoza y Ricardo Valderrama es que planteè el plano secuencia de càmara en mano, en torno al conjunto. Asì fuè como naciò Danzante de Tijeras. 

Como es que se te ocurriò plantear el corto en esa forma del cìrculo de doble rodeo en una sola toma, en plano secuencia total de movimiento permanente.

J.V: Hay varios factores: La escasez de material, un solo rollo, mi regular capacidad para la càmara en mano, ademàs no conocia mucho la  ejecuciòn misma de la danza, es decir, no sabìa en què momento iba a acabar un solista y comenzar el otro, por tanto, la ùnica y mejor forma de sacar partido era el cìrculo: el rodeo. 

Exacto, es perfecta la decisiòn del cìrculo, porque la ejecuciòn de la danza va configurando su propio espacio y el movimiento en cìrculo que determinaste , marca , traza los lìmites de ese espacio, y das forma visual a esa idea al no detallar nunca, no acercaste por zoom , por ejemplo , a las tijeras, a los pies o rostros de los danzantes , siempre los tienes constantemente delante, danzando. 

J.V: Asì es, tratè siempre de tener a los danzantes en càmara , no perderlos, aùn cuando pasaba a veces por detràs de los mùsicos.

Ademàs , es un ejemplo de desafìo asumido, y acierto tremendo de creaciòn espontànea de encuadre, porque , es evidente que el encuadre los vas determinando sobre el terreno con la càmara funcionando. Por ejemplo, hay un instante extraordinario , cuando en el momento en que estas pasando por detràs de los mùsicos hay un cambio de solista, imprevisto para tì, pero tu te las arreglas por un imperceptible movimiento de càmara , te permitas tenerlo - y nos permitas tenerlo - perfectamente encuadrado.

J.V: Yo estaba muy tenso durante el rodaje, porque como he dicho no conocìa la ejecuciòn de la danza, por tanto, no sabìa en que momento iba a ocurrir la alternancia de uno y otro solista , màs aùn pensando tener siempre encuadrado a un danzante, ya sea el de la derecha o el de la izquierda, y ademàs su propio contorno escenogràfico : el patio, la mùsica , la gente mirando ,etc... era un problema todo, por ejemplo, el suelo del patio era muy irregular y accidentado.

Claro, eso se nota pero tambièn se nota tu resoluciòn de ese problema la càmara en vilo y equilibrada, porque algo que siempre me ha sorprendido de Danzantes , es que aun estando las càmaras en constante movimiento accionar de manos y pies, siempre el encuadre es perfecto , preciso. 

J.V: Ya la càmara en funcionamiento, yo tenìa que estar con un ojo en el visor atento a que no se me escaparan los danzantes fuera del encuadre, y el otro ojo, explorando de reojo el suelo que pisaba. Porque un solo paso en falso y, como he dicho, el suelo era muy accidentado o un traspiès echaba a perder todo. Por tanto , no querìa tener la càmara dependiente del estado del suelo que pisaba al azar, sino que caminando plantera sincronizadamente entre las manos , las piernas y el torso, un eje entre la punta del pie izquierdo y el talòn del pie derecho, y otro eje entre las rodillas y la cintura, asì la càmara se mueve sin temblor ni rigidèz. 

(*) La entrevista proviene de la revista de cine Hablemos de Cine Nº 68 - año 12 - 1976.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada